Porque lo importante, no es caminar, sino dejar huella



Blog